What can other people know of the condition of one’s heart? If the enigma of the mystery of life enters the heart, the person knows no peace until it has been solved.

Sant Kirpal Singh

Del libro "Jap Ji; El mensaje de Guru Nanak" escrito por Sant Kirpal Singh


Ahora veremos si hay posibilidad de una comunión entre el microcosmos y el macrocosmos.

El ser humano es un compendio del macrocosmos. Hay en él centros nerviosos que están en estado latente y que pueden ser avivados con la práctica del divino Verbo (el principio del sonido).

Hay seis reflejos en el cuerpo físico o Pind, que corresponden a los seis centros que hay en el cosmos o Brahmand; éstos a su vez, son reflejos de los que hay en Par-Brahm, o la región puramente espiritual.

Los seis centros inferiores son los ganglios que se localizan en el recto, en el órgano reproductor, en el ombligo, en el corazón, en la garganta y en el sexto entre las cejas, al que se le llama Til o Ajna (véase la estrofa XXI del Jap-Ji) y es el asiento del alma en el ser humano. Desde aquí desciende la corriente del espíritu al cuerpo, dando vida y fortaleza a la estructura física y a sus respectivos miembros. Esta corriente del espíritu juega un importante papel en la alimentación del cuerpo, y si deja de fluir en alguna parte, ésta pierde toda vitalidad e inmediatamente cesa de funcionar.

Los seis centros del Brahmand y de las regiones espirituales se encuentran también dentro de nosotros. Cuando a la corriente del espíritu se le hace funcionar en estos centros, se puede establecer contacto con los planos correspondientes.