Spiritual knowledge is a regular science. Just as two and two make four, similarly everything is clean and obvious here also and there is no scope for any kind of modification or change in that.

Sant Kirpal Singh

Del libro "Jap Ji; El mensaje de Guru Nanak" escrito por Sant Kirpal Singh

Cristianismo:

San Juan ha declarado en su Evangelio:

En el principio era el Verbo y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios. El estaba en el principio con Dios. Todas las cosas fueron por El hechas, y si El no se hizo cosa alguna de cuantas fueron hechas. – San Juan  I: 1-3

Por el Verbo del Señor fueron hechos los cielos.

Además:

El habló y se hizo.
Salmos  6-9

Sustentándolo todo con la palabra de Su Poder.
Hebreos 1: 3

Secóse la yerba, se marchitó la flor;
mas el Verbo de Dios se mantendrá por siempre.

Isaías  40:  8

Eternamente, ¡oh, Señor!, Tu Palabra está establecida en el cielo.

Salmo  119 : 89

San Pablo dijo:
Pues la Palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquiera espada de dos filos, penetrante hasta desunir el alma y el espíritu, las articulaciones y la médula: y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Hebreos  4 :12

Hinduismo

De acuerdo con los libros hindúes de teología, la creación entera fue hecha por Nad. También se refieren a él como Akash Bani (Voz que desciende de los cielos). Se hace referencia a ellos hasta en los Vedas, las antiguas escrituras del mundo. Leemos sobre ello en los Upanishads, por ejemplo en el Nad Bind Upanishad, que trata este asunto de una manera muy lúcida. El Hatha Yoga Pradipaka también habla de este principio del sonido:

El se ha apoyado en el Verbo, la tonada melodiosa.
Chandogya Upanishad

Que el yogi se siente en Sidh Asan y mientras practica el vaisnavi mudra, que escuche el sonido por el oído derecho.
Nad Bind Upanishad

Al comulgar con el Verbo quedará sordo para los sonidos externos y alcanzará el turiya pad o estado de equilibrio en el término de quince días.
Nad Bind Upanishad

Primero el murmullo de sonidos que se asemejan a los de las olas de los océanos, el caer de lluvia y el fluir de riachuelos y después se escuchará el bheri entremezclado con los sonidos de la campana y el caracol, etc”.

La señora Blavatsky, fundadora de la Sociedad Teosófica en su libro “La Voz del Silencio”, declara que se escuchan varios sonidos cuando se está en comunión interna:
“El primero es como la dulce voz del ruiseñor entonando un canto de despedida a su compañera. El siguiente, se asemeja al sonido de los címbalos de plata de los dhyanis, despertando a las tintineantes estrellas. Le siguen las puras melodías del espíritu del océano, encarcelado en la concha  del caracol las que a su vez dan lugar a los acordes de la vina. Se escucha después la melodiosa sinfonía que parece venir de una flauta, la que cambia a un sonoro toque de trompeta que vibra como el retumbar de tronantes nubarrones. El séptimo sonido absorbe a todos los demás; éstos mueren y ya no se escucha nada más”.

Mahometanismo:

Entre los sufíes musulmanes, se le conoce como Sultan-ul-Azkar (el rey de las oraciones). Otra orden de sufíes lo llama Saut-i-Sarmadi (el canto divino). También le llaman Nida-i-Asmani (el sonido que desciende de los cielos), Kalam-i-Qadim (el antiguo sonido) y Kalma o Verbo. Las catorce regiones fueron hechas por el Kalma, el Verbo.

Khawaja Hafiz, un gran divino, dice:

Desde la torre del cielo se te hace un  llamado al hogar.
Pero habiendo caído en las trampas, no escuchas.
Nadie sabe donde está la mansión del bienamado.
Pero con seguridad, el tañido de las campanas procede de ahi.

Además:

Quita el tapón de tus oídos y escucha la voz de la liberación que viene a tí.
No te apegues al mundo material. El elixir de vida se está derramando desde arriba.
Mientras el latido del amor suene en los cielos,
hace sonar las bendiciones en las almas de los devotos.

Maulana Rumi dice en su Masnavi:

No te hagas escéptico, sintonízate en cambio con el sonido que desciende de los cielos.
Tu alma tendrá revelaciones de muy lejos.
¿Qué son éstos sino vislumbres del No-manifestado?
Si yo hablase de estas dulces melodías, hasta los muertos se levantarían de sus tumbas.

También dice:

Asciende por encima del horizonte, ¡Oh alma valiente!
Y escucha el canto melodioso que viene del más elevado cielo.

El profeta Mahoma dice:

La voz de Dios llega a mis oídos como cualquier otro sonido.

Sha Niaz, otro devoto musulmán, expresa:

El alma es la voluntad y el secreto de Dios. Su meditación se lleva a cabo sin ayuda de la lengua y del paladar. Pero, ¡ay!, tú estás firmemente adherida al cautiverio físico y no escuchas el sagrado sonido de Dios. Mi bienamado está hablándote todo el tiempo, pero desdichado de tí que no escuchas la voz.

El universo entero está resonando con el sonido y tú sólo tiene que abrir la puerta de tu oído.

Para abrir el oído basta con dejar de escuchar los sonidos externos. Si haces esto, escucharás el sonido perpetuo e interminable. Es infinito y no tiene principio ni fin y por esa razón se le llama Anhad ( sin límite alguno). Sin el Verbo (el sonido eterno), una expresión infinita del Infinito, el mundo no podría haber llegado a existir. Mantén la comunión con el sonido melodioso y piérdete en él, ¡oh, hombre sabio!”

Kabir nos dice:

Sin el Verbo, sonido o canto eterno, el alma no ve. ¿A dónde podría ir? Como no puede desentrañar el misterio del Verbo, está vagando de un lugar a otro.
Kabir

La mente ansía lo malo;
por medio del Verbo, el Maestro la reprime.

Guru Teg Bahadur

Por medio del Verbo, el alma cruza el interminable océano de materia.
El inferior Nanak, por tanto, glorifica Su Naam ( el Verbo).

Ram Kali M.1

El Verbo es tierra y éter, y ambos llegaron a existir por medio del Verbo. Este Verbo se expresó también en otros aspectos. La creación entera brotó del Verbo. ¡Oh, Nanak!, ese Verbo sin fin está reverberando en todos los corazones.

El Verbo que todo lo compenetra, ha atraído a mi mente entera. ¿En qué más tengo que pensar? La comunión del alma con el Verbo crea bienaventuranza imperecedera.

La unicidad con el Señor procura la esencia de alegría y paz.
Shri Rag M.1.

Yo estoy liberado. El Hombre Dios me ha desencadenado. Mediante la comunión del alma con el Verbo, he ganado el resplandeciente asiento de honor: ¡Oh, Nanak!, el Naam o Verbo que todo lo compenetra , vive en los corazones de todos. La compañía de los Gurmukhs nos procura la comunión con Él.
Malar M.1

Lejos, en la otra orilla, está mi bienamado. Sólo el Verbo del Hombre Dios transporta al alma al otro lado. En compañía de los santos vive el hombre en la abundancia y nunca se arrepiente.
Tukari: M.1

¿Cómo puede el ignorante llegar al principio de la comunión del alma con el Verbo? Sin la comunión con el Verbo, el alma va y viene. ¡Oh, Nanak!, el Gurmukh, quien él mismo está liberado, llega por decreto misericordioso del Señor.
Maru: M.1

La creación y la disolución final del universo son ocasionados por el Verbo. Y de nuevo, por medio del Verbo, vuelve a existir.
Magh M.3

Por buena suerte, el Señor consorte se ha hecho nuestro. El canto infinito (el Verbo) que resuena por todas partes, nos da una pista para ir a Su Corte.
Bilawal M.5

El Verbo creó todos los sistemas terrenales y celestiales
Gauri M.5

Tulsi Das nos dice:

Un verdadero Santo es aquel que habla  del se­creto del Verbo Divino (el canto eterno). Habiendo escudriñado lo incognoscible y lo inimaginable, ha realizado el Bani (el canto eterno).

Doolan Sahib habla así:

El Verbo es la cerradura y el Verbo es la llave que la abre.
Todos están atados con las cadenas del Verbo.
El Señor reside en la forma del Verbo, yo me inclino a Sus pies.

Charan Dass dice:

Desde que escuché el ilimitado canto divino que reverbera por todas partes,
Los Indrayas (órganos) se han cansado de ir hacia afuera,
y la mente se ha despojado de todas sus ra­mificaciones.
Todos los deseos han quedado satisfechos.
Como un loco, me he perdido en el Verbo y he obtenido la unión con El.

Swami Ji Dayal Singh describe al Verbo así:

El Sonido o Verbo es la causa primaria de todo. Es también la existencia y el fin absolutos. Las tres regiones y la cuarta fueron hechas por El. El Verbo y el Espíritu tienen el mismo orígen y ambos proceden de  la esencia del "Innominado".  Es la causa  y  es  también el  efecto,  y  todos  fueron creados por El. El Verbo es el preceptor así como el discípulo y esta resonando en el corazón de todos. El Verbo es el agua y es también el pez. Kabir hablé sólo de este Verbo. Nanak y Tulsi proclamaron la misma verdad. El rey y el ministro, son ambos el Verbo personificado. Radha Soami (el Señor del Es­píritu) dice: "Mi valeroso hijo,escucha el Verbo.

El Verbo (Sonido) está repercutiendo en la crea­ción entera. No hay lugar sin El. Está resonando en el templo viviente del cuerpo humano.

El Verbo forma un eslabón que conecta al hombre con Dios. Así, cada cuerpo es la morada del Todopo­deroso. Este es el Sagrado Naam, el Verbo, que com­penetra todos los poros de nuestros cuerpos. Con Su ayuda tenemos que remontar hasta los orígenes sobre nuestros pasos hasta la fuente de la cual emanamos. Este es en verdad el único camino de regreso a Dios. No hay otro camino. El Maestro dice:

Recurriendo a incontables rituales y fórmulas internos, no podemos escapar de los fuegos internos de apego y lujuria, etc. Millones de modos pue­den adoptar, e incontables formas pueden producir, pero  ni una es aceptable en Su Corte.

El Verbo nos separa de las conexiones externas y se retira a su origen. Es el camino que Gurú Nanak enseñó, y lo mismo hicieron los nueve Gurús sikhs después de él. Namdev, Ravidas, Kabir y otros cuyas composiciones han encontrado lugar en el Gurú Granth Sahib, fueron todos y cada uno Maestros de la Surat Shabd Yoga, o la ciencia de la comunión del alma con el Verbo. También ha habido otros, como Dhruva, Prahlad, Tulsi, Shamas Tabrez, Maulana Rumi, Hafiz Shirazi y Cristo, quienes practicaron el Verbo. Dadu, Paltu y Soami Shiv Dayal Singh, cada uno de ellos enseñó la misma verdad en su tiempo.

El Sagrado Verbo o Naam pueden practicarlo todos por igual, sin la ayuda de la lengua o del paladar. No requiere adhesión a las observancias externas de las religiones sociales. A este Verbo se le puede definir como la corriente espíritu que emana del Ser Supremo. Forma todos los planos espirituales y materiales, según va descendiendo, de plano en plano, reverberando dentro y fuera de todos ellos. Como los planos inferiores son menos sutiles y más materiales que los de arriba, el Verbo, por consiguiente, cambia de sonido al ir descendiendo,  y puesto que tiene que atravesar cinco planos, asume cinco sonidos diferentes. Estos son cinco aspectos del mismo y único Verbo. Gurú Nanak expone esto con gran amplitud en la estrofa XV del Jap Ji.

Todo el Gurú Granth Sahib esta lleno de hermosas composiciones que ilustran lo que es el Verbo. No hay himno que no hable de El. Unas cuantas citas bastarán aquí, y para consultas más detalladas, se le pide al lector que acuda a esa voluminosa tesorería que es la obra misma.

Por decreto de la fluida pluma del Creador, fuimos sintonizados con el Señor, de acuerdo con las instrucciones del Maestro. Escuchamos los cinco so­nidos que suenan en Su presencia y así nos regocijamos de nuestra unión con el Señor.
Mali M.5

Día y noche estoy en comunión con el Señor, con mi mente totalmente convencida. De este modo se embellece el templo de mi cuerpo. Los cinco sonidos de la música ilimitada, el Verbo, están resonando, ¡Oh! , el Señor ha entrado en mi cuerpo.
Suhi M.1

Los cinco sonidos se hacen audibles mediante las instrucciones del Gurmukh, el Verbo personificado. Grande es la suerte de aquel que los escucha. La fuente de alegría y paz (el Verbo), la veo difundida por todas partes. Por medio del Verbo hizo el Señor Su aparición y llegó a manifestarse.
Kanra M.4

Los cinco sonidos de la música ilimitada (Verbo)
están resonando dentro de mí.
Me siento atraído por ellos, al igual que el Sarang o ave marina,
se siente atraída por la vista del agua.
Tu siervo, Kabir, así glorifica en Tí, ¡Oh, Señor!,
al Incognocible que está por encima de todo alcance humano.
Parbhati Kabir

El Señor, que Se revela en los cinco sonidos del Verbo, ha llegado.

Gurú Nanak habla así:

Es Maestro genuino aquel que muestra el hogar verdadero dentro del templo del cuerpo, donde las cinco diferentes corrientes del sonido están reso­nando, y da un indicio del Sagrado Naam.
Malar  War  M.l

El Verbo es el Gurú. Alma es el discípulo del Verbo, el canto melodioso.
Ramkali M.l

Todos los sirvientes que encuentran los cinco sonidos,  se  convierten  en  Gurmukh  (o discípulo devoto) y llegan internamente a su verdadero hogar. A cualquiera que al practicar el Verbo llegue a encontrar su verdadero hogar, Nanak fielmente le servirá.
Malar War M.l

Bhai Gurdas, un sabio sikh, nos dice en términos inequívocos:

Estos cinco sonidos se escuchan cuando nos ele­vamos por encima del cuerpo hecho de cinco  elementos.

Cuando se trasciende la esfera de los cinco elementos, escuchas los cinco sonidos con toda la dul­zura y poder de su melodía.

Los demás santos han hablado igualmente sobre el mismo tema, según consta en lo que sigue:

Todos los días está presente el rebato de cin­co tambores en Su umbral, proclamando Su grandeza.
Quien escucha ese redoble de tambores queda liberado del egoismo
y de la envidia y pasa más allá de la existencia finita.

Shamas Tabrez

Quédate callado y escucha la melodía de las cin­co trompetas que desciende del cielo que está por encima de todos los cielos de lo alto. Coloqué los oídos de mi alma en el umbral de mi corazón y escu­ché el misterio encubierto, pero no ví a nadie abrir la boca.
Hafiz Sahib